El Deportivo de la Coruña, consciente de su necesidad de arrancar una victoria ante el Borussia Dortmund inició el partido presionando al equipo alemán a base de adelantar ligeramente sus líneas con respecto a su partido ante el Inter de Milán. Y tuvo más protagonismo en el partido que en la jornada anterior su centrocampista organizador, (6) Yago Gandoy, mucho más metido en su papel que en la jornada inaugural y que demostró unas grandes dotes de mando para desempeñar su función. Además consiguió un gol de falta que sorprendió al portero alemán y que sirvió para ganar el partido y abrir sus posibilidades de clasificación.

Los alemanes se vieron ligeramente sorprendidos en la primera parte. El fútbol incisivo del Deportivo les obligó a asumir un rol defensivo, para el que están preparados pero no cómodos pues los alemanes disfrutan más con el balón en su poder. No hubo cambios en lo que se refiere a sus jugadores clave con respecto a la jornada inaugural. El lateral Jan-Niklas Beste es un lateral con un futuro esplendoroso, buena velocidad, extraordinaria colocación y un toque exquisito de la pelota.

Además los alemanes se encontraron con las urgencias de jugar contra el resultado y pese a que dispusieron de oportunidades para empatar fueron incapaces de conseguirlo.